El Alquimista Impaciente

agosto 30, 2006 at 8:04 pm Deja un comentario

Autor: Lorenzo Silva

Año: 2000

Editorial: Destino

Contracubierta: Un cadáver desnudo, sin rastros de violencia, aparece atado a una cama en un motel de carretera. ¿Se trata o no de un crimen? El sargento Bevilacqua, atípico investigador criminal de la Guardia Civil, y su ayudante, la guardia Chamorro, reciben la orden de resolver enigma. La investigación que sigue no es una mera pesquisa policial. El sargento y su ayudante deberán llegar al lado oscuro e inconfesable de la víctima, a su sorprendente vida secreta, así como a las personas que la rodeaban, en su familia, en la central nuclear donde trabajaba.

Por casualidad me encontraba en Madrid en mayo pasado cuando se estaba celebrando la “Feria del Libro” en el Parque del Retiro, como todos los años desde que tengo uso de razón. Digo por casualidad, porque Mati y yo fuimos por “dar una vuelta”, “hacer una escapada” y de paso ver a algunos de los amigos que dejé por allí cuando me fui.

La convencí para darnos una vueltecita por la Feria, por curiosidad, para ver lo que había. La agradable sorpresa fue ver que Lorenzo Silva firmaba, en pocos minutos, algunos ejemplares de sus obras. Y yo, que llevaba tiempo rondando a “El Alquimista Impaciente”, y se me resistía, no me lo pensé dos veces, ví el cielo abierto: me compré el libro y me puse a la cola para que me garabateara la primera página.

No me arrepiento en absoluto. Como él me dijo mientras me firmaba “quizás es el que más le gusta al público”. La verdad es que, después de leerlo, el libro merece mucho la pena.

El ritmo de la novela es rápido. Se da la paradoja de que, aunque la novela transcurre durante unos meses y a medida que vas leyendo sientes como pasa el tiempo (virtualmente hablando, claro está), el autor no te deja un segundo para respirar. El tiempo “ocioso” (el que se sale de la trama) pasa en un abrir y cerrar de ojos, metiéndote de nuevo detro del caso que ocupa a los investigadores.

El lenguaje no está recargado. Es directo, sencillo, sin excesos estilísticos que confundan o aletarguen al lector. Creo que es fundamental que sea así, ya que el ritmo es rápido. Mi opinión es que acertó en este punto… recargar el lenguaje habría sido nefasto para el lector, y sobre todo, para la obra.

Otra cuestión fundamental en la obra es el desarrollo de los personajes. Primero, porque al tratarse de la segunda de una saga de cuatro novelas (por el momento y que detallaré al final), retrata a cada uno de los personajes tal y como son, interiorizandolos para que el lector pueda conocerlos mejor. Otros autores se habrían limitado a realizar apuntes “biográficos” de la primera aparición del personaje (lo que me habría dejado a medias).

Segundo, porque retrata a la perfección la relación entre los dos protagonistas (Bevilacqua y Chamorro). Los diálogos, pensamientos, silencios de los protagonistas (y más de Bevilacqua, el narrador de la historia) provocan un acercamiento al lector que se agradece, sobre todo porque crea una historia paralela que no tiene un final explícito, pero que mantiene abiertas amplias expectativas, por lo que esta historia te mueve a intentar leerte el resto de los libros de la saga. Puede que el verdadero núcleo de unión de los cuatro libros no sean los personajes en sí, sino la historia que habita entre ellos, tan real, tan mundana.

Sobre los escenarios en los que se desarrolla la acción, aparte de Madrid (Madrid siempre es Madrid), el autor refleja cómo son con fidelidad. Y no sólo en el paisaje, sino el espíritu del lugar en cuestión. Incluso al hablar de Palencia, donde ni un sólo personaje aparece, uno puede saborear qué se siente en el norte de esa provincia.

Pero no todo iban a ser alabanzas. Aunque la trama sea buena, las causas y las consecuencias, los motivos, los contactos, etc… son lo de siempre y la previsibilidad del desenlace le resta encanto a una obra tan bien escrita. Ojo, he dicho que le resta encanto, no que la destruye. Como decía mi abuelo “lo importante no es lo que digas, sino cómo lo digas”. Sin duda alguna, en manos de otro autor (y hay muchos) otro gallo nos habría cantado.

Como prometí al inicio, el resto de obras de la saga son las siguientes: “El Lejano País de los Estanques” (la primera de la saga), “La Niebla y la Doncella” (la tercera) y “La Reina sin Espejo” (por el momento, la última).

¿Quereis saber más?… no teneis más que acceder a www.lorenzo-silva.com y saber qué opina él (y otros) de sus libros. Además de poder acceder al foro y enviarle tus opiniones acerca de sus libros.. y enriquecerte con las opiniones de muchas personas más.

Además, para los más curisos, un blog (otro): La Bitácora del Tigre, en el cual se hace una fantástica reflexión sobre “La Reina sin Espejo” (mucho mejor de la que yo podría hacer.. me faltan años todavía pero aprendo rápido…).

Espero que os haya gustado…

Ciaoooo

Anuncios

Entry filed under: Literatura, Novela Policíaca.

En el Blanco Desde “Babelia”: La fórmula secreta del Éxito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


agosto 2006
L M X J V S D
    Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: